Tipos de proveedores Chinos: ¿Qué esperar de cada quien?

tipos de proveedores | Chinese suppliers

tipos de proveedores

Al tener un objetivo visualizado para nuestra empresa, seleccionar dentro de los tipos de proveedores es tarea fácil. Cuando se va por primera vez a una fábrica en China, es realmente asombroso las cantidades de personas trabajando, las grandes naves industriales llenas de maquinaria, brazos robóticos, grúas de galpones, almacenes llenos de materia prima, y otros llenos de materia terminada que está lista para ser cargada en los contenedores.

La calidad de la maquinaria, las condiciones laborales de los trabajadores, y otros muchos detalles, nos dicen algo de la fábrica, del nivel de interés que le darán a nuestro pedido y la flexibilidad a la hora de negociar con los tipos de proveedores.

Los tipos de proveedores

Fábricas gigantescas

Por lo general, son fábricas con muchas naves industriales inmensas. Estas plantas tienen más de 500 empleados. Muchas veces, dichas fábricas forman parte de un consorcio, que puede tener uno o múltiples dueños. Estas fábricas cuentan con todas las certificaciones existentes en EEUU y Europa, y son proveedoras de empresas reconocidas.

El problema con estas compañías es que son tan grandes y visibles que, por lo general, ya tienen contratos de exclusividad con algún competidor dentro de nuestro mercado local. Pero igual hay que preguntar, al final, nunca se sabe.

Puedes tener seguro que estos proveedores no van a cerrar de un día para otro, ni se van a tratar de quedar con tu dinero, porque ellos cuidan mucho su reputación. Para estos peces gordos, 100 mil, 500 mil, un millón de USD, o incluso más, es solo un bocado pequeño.

Con este tipo de empresas es muy difícil negociar precios y cantidades medianas. Ellos ponen las condiciones y tú las aceptas o no. Eso no quiere decir que no puedas pedirles rebajas. Claro que se hace, solo que ellos saben hasta qué punto te van a dar y, más de allí, no hay discusión. Al final, ellos tienen cientos de órdenes llegando todos los meses.

Los precios en este tipo de compañía son muy atractivos, solo si pides una gran cantidad. En otros casos, los costos son más o menos buenos.

Nota: Sin importar qué tan grandes sean ni cuánta experiencia tengan en exportaciones, hay que estar muy pendiente de los detalles. No hay que olvidar hacer controles de calidad hasta haber recibido, al menos, un par de órdenes exactamente como las solicitamos. Por eso es importante definir los tipos de proveedores.

Fábricas medianas

Son fábricas de entre 100 – 500 empleados, establecidas en edificios –o conjunto de edificios– exclusivos para ellos, quizá con 15 – 20 años en el mercado. Son empresas grandes, con buenas instalaciones y maquinarias, pero sin llegar a tener las dimensiones de las fábricas inmensas. Estos proveedores tampoco van a desaparecer de la noche a la mañana solo por tratar de quedarse con tu dinero.

Estas empresas tienden a ser más flexibles en las negociaciones, y se les nota más interés para que coloquemos el pedido. Por eso se pueden negociar más los costos, las cantidades y las condiciones.

Los precios de las fábricas medianas son tan competitivos como los de sus hermanos mayores. Pero tienen mejores condiciones, los tiempos de producción pueden resultar mejores que los de las fábricas grandes. Además le van a tomar más atención a nuestro pedido.

Nota: Sin importar qué tan grandes sean ni cuánta experiencia tengan en exportaciones, hay que estar muy pendiente de los detalles. No hay que olvidar hacer controles de calidad hasta haber recibido, al menos, un par de órdenes exactamente como las solicitamos.

Fábricas pequeñas

Son fábricas de 30 – 100 empleados, que tienen un espacio físico y maquinarias adecuadas para la producción de la mercancía, con al menos 5 años en el mercado. Muchas veces tienen espacios físicos más grandes que lo necesario, básicamente para tener suficiente espacio y seguir creciendo en producción, sin tener la necesidad de cambiarse a otro lugar.

Estas fábricas son muy flexibles, en cantidades, precio y condiciones. Como te comentamos, tienen muchos beneficios. Pero hay que estar pendiente de ellas, bastante, porque tienen su nivel de riesgo. Piensa que, entre más pequeño eres, más fácil es comenzar de nuevo. Y, para este tipo de empresas –que no tienen reputación afianzada–, les puede ser más fácil desaparecer que compensar al cliente a la hora de un problema.

Nota: Sin importar qué tan grandes sean ni cuánta experiencia tengan en exportaciones, hay que estar muy pendiente de los detalles. No hay que olvidar hacer controles de calidad hasta haber recibido, al menos, un par de órdenes exactamente como las solicitamos.

Taller

Comprar un taller diminuto (un par de cuartos pequeños o una casa mal arreglada), con 5 – 30 trabajadores que realicen trabajos sencillos, es quizás lo más rentable al hacer compras en China. Tienes que considerar que estos talleres ofrecen precios realmente competitivos, pero la mayoría no tiene experiencia exportando y hay que estar detrás de los detalles.

Ahora, el problema es que hay un nivel de riesgo bastante alto al comprarle a este tipo de proveedores. Es algo en lo que hay que tener muchísimo cuidado. Por eso se debe dar la menor cantidad de dinero posible para empezar la producción (20% del total en vez del 30%).

Hay que inspeccionar varias veces la mercancía antes de que esté lista, para verificar que, tanto la producción como el empaque, estén yendo bien. También hay que ser muy específico en qué tipo de caja o empacado se requiere, porque, al no contar con experiencia en exportación, tienden a tener muchos problemas, no tanto en los productos, sino en los detalles.

Intermediarios (traders o brokers)

Como verán, nosotros no recomendamos trabajar con intermediarios. No porque consideremos que sean timadores, en lo absoluto –hay muchos intermediarios con malas intenciones y muchísimos intermediarios honestos–.

Estamos seguros que la mayoría es gente íntegra. Pero, aún si tenemos la certeza de que nuestro intermediario es honrado, no recomendamos comprarle a él. Básicamente porque es muy poco claro cuál es la forma en la que gana dinero, y eso lo hace bastante riesgoso.

Siempre habrá la posibilidad de que traten de meterte gato por liebre. Si escoges una línea de producción (grupo de máquinas) puede que las partes importantes sean las correctas, si es la que pediste. Pero, los accesorios posiblemente no sean de la calidad que solicitaste, o de la misma fábrica que hizo las partes más importantes.

Otro gran problema de los intermediarios es que resulta difícil establecer cuál es su perfil, si son gente estable, si tienen buena o mala reputación. Al no poder definir el perfil, es imposible saber si son proveedores responsables o, si de buenas a primeras, van a correr con nuestro dinero y no se responsabilizarán por algún problema grande.

No importa con qué tipos de proveedores estás comprando, nunca olvides que, antes de colocar un pedido, debes conocer bien quién es tu proveedor y darle detalladamente todas las condiciones de tus productos.

 

Summary
Tipos de proveedores Chinos: ¿Qué esperar de cada quien?
Article Name
Tipos de proveedores Chinos: ¿Qué esperar de cada quien?
Description
La calidad de la maquinaria, las condiciones laborales de los trabajadores, y otros muchos detalles, nos dicen algo de la fábrica, del nivel de interés que le darán a nuestro pedido y la flexibilidad a la hora de negociar con los tipos de proveedores.
Author
Publisher Name
Awarecon
Publisher Logo
Español